201510.01
Off
0

Divorcio Incausado: Aplicación análoga del Código Civil del Distrito Federal

La Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la contradicción de tesis 73/2014, llegó a la conclusión de que la exigencia de acreditar alguna causal, como requisito para decretar el divorcio, resulta inconstitucional, esto es, en atención a la afectación que genera dicha exigencia con relación en el derecho humano del libre desarrollo de la personalidad.


El 25 de Febrero del año en curso la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aprobó la tesis jurisprudencial 28/2015 [1] a partir de la cual eliminó la necesidad de acreditar causales para poder solicitar el divorcio necesario ya que éstas resultan ser incompatibles con el texto constitucional.

El divorcio sin expresión de causa, también conocido como divorcio incausado, se introdujo al sistema jurídico mexicano por primera vez en el año 2008, siendo el Distrito Federal la primera entidad federativa en regular dicha figura. En un principio resultó ser un reto para los impartidores de justicia, ya que no utilizaban un criterio uniforme [2] para la solución de estos casos, por lo que fue necesario que la Suprema Corte de Justicia emitiera 22 tesis aisladas –derivadas de la tesis 63/2011– las cuales generaron un panorama más trasparente sobre el procedimiento a seguir.

El Código Civil para el Distrito Federal, prevé en su artículo 267 los requisitos a cumplir para así poder decretarse el divorcio. Dicha disposición fue homologada por distintos Estados como lo son; Coahuila, Guerrero, Yucatán etc., por lo tanto, se observa la efectividad de dicho artículo al incorporarse en distintas legislaciones.

Es a partir de la tesis jurisprudencial 28/2015 emitida por la Primera Sala de la SCJN, mediante la cual se declaran inconstitucionales las causales de divorcio y por consiguiente, se derogan tácitamente las disposiciones previstas en los diversos Códigos Civiles que requieran acreditar causales para solicitar el divorcio necesario, ante esto se genera una inmensa laguna jurídica para los Estados que no regulan dicha figura.

¿Cómo resolver una solicitud de divorcio sin expresión de causa, si no está previsto en la legislación del Estado? Éste es el cuestionamiento que seguramente se están haciendo los Jueces y Magistrados de los Estados donde esta figura aún no está expresamente regulada. Sin embargo, el silencio, oscuridad o insuficiencia de la ley no autoriza a los Jueces o tribunales a dejar de resolver una controversia, por lo que existen diversos métodos que el juzgador debe emplear para llenar ese vacío legislativo, siempre que no sea posible resolver una controversia, un ejemplo de dichos métodos es la analogía.

                Para sustentar la anterior afirmación sirve como fundamento la siguiente tesis que a la letra señala:

Cuando un caso determinado no esté previsto expresamente en la ley, para dilucidarlo, el juzgador debe atender a los métodos de aplicación, entre ellos el de la analogía, que opera cuando hay una relación entre un caso previsto expresamente en una norma jurídica y otro que no se encuentra comprendido en ella, pero que por la similitud con aquél, permite igual tratamiento jurídico en beneficio de la administración de la justicia [3].

Conforme a lo establecido por esta tesis, se recurre al método de la analogía en los casos donde falte la norma jurídica que regule expresamente una figura específica, pero dicha figura se encuentre prevista en otra legislación. Para el caso concreto, la mencionada figura no está regulada por la mayoría de los Estados, ante lo cual se puede acudir a la aplicación análoga de las disposiciones del Distrito Federal, que prevén la figura del divorcio sin expresión de causa, atendiendo a la similitud de las controversias.

Es importante señalar que la aplicación de dichas disposiciones no resulta obligatoria para las demás entidades jurídicas que aún no regulan esta figura; sin embargo, es potestad del Juez aplicarlas para resolver la controversia, atendiendo al principio antes mencionado.

Resulta indispensable que las entidades federativas reformen sus respectivas legislaciones sustantivas y adjetivas, con la finalidad de otorgar certeza jurídica para sus habitantes, ya que de existir una regulación expresa para la tramitación del divorcio sin expresión de causa en cada entidad federativa, el cónyuge podrá solicitar se le apliquen dichas disposiciones sin necesidad de acudir a señalar las análogas en la legislación del Distrito Federal, que como se mencionó anteriormente no resultan vinculantes para los Jueces  y Magistrados de distinta entidad.



[1]DIVORCIO NECESARIO. EL RÉGIMEN DE DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO QUE EXIGE LA ACREDITACIÓN DE CAUSALES, VULNERA EL DERECHO AL LIBRE DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD (CÓDIGOS DE MORELOS, VERACRUZ Y LEGISLACIONES ANÁLOGAS). 10ª época; Primera Sala; S.J.F y su Gaceta. Tomo I,  Julio de 2015; Pág. 570.  Registro 2009591 (Consulta: Sep. 26, 2015).

[2] Suprema Corte de Justicia de la Nación. Trámite procesal del juicio de divorcio sin expresión de causa. Disponible en línea: Suprema Corte de Justicia de la Nación ˂https://www.scjn.gob.mx/Primera_Sala/Lists/cuadernostrabajo/Attachments/3/CT-PS-4.pdf˃ (Consulta: Sep., 26, 2015)

[3] LEY, APLICACIÓN ANALÓGICA DE LA. 9ª época; Tribunales Colegiados de Circuito; S.J.F y su Gaceta. Tomo VII, Abril de 1998; Pág. 649. Registro 196451 (Consulta: Sep., 26, 2015)