201509.25
Off
0

Retroactividad de la pensión alimenticia

La resolución de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al amparo directo en revisión 5781/2014, reitera que la pensión alimenticia a la que tiene derecho un hijo puede retrotraerse hasta al momento en que nació, para lo cual el juzgador tomará diversos elementos a considerar.


De acuerdo al artículo 308 del Código Civil Federal[1], los alimentos comprenden comida, vestido, cuidados y educación. Los padres, de acuerdo al artículo 303 del mismo ordenamiento[2], están obligados a proporcionárselos a sus hijos, hasta que se dé uno de los supuestos del artículo 320 de ese ordenamiento[3].

«El derecho de recibir alimentos no es renunciable, ni puede ser objeto de transacción»[4]. Por lo tanto un niño al nacer tiene un derecho irrenunciable e intransferible a recibir alimentos de sus padres.

Ahora bien, en un juicio de paternidad en caso de que haya sentencia de reconocimiento, ¿desde qué momento se está obligado a otorgar la pensión? La anterior cuestión surge en consideración a que, como se mencionó, el niño tiene derecho a recibir alimento de sus padres desde su nacimiento, pero a un padre se le reconoce como tal hasta que hay una sentencia. Al respecto, era común que se resolviera que la obligación a otorgar pensión alimenticia era desde el momento en que se promovió la demanda.

Ahora la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de ahora en adelante SCJN, ha resuelto que la pensión alimenticia es retroactiva al nacimiento del hijo. El criterio de la SCJN[5]  atiende al interés superior del menor y a los principios de igualdad y no discriminación. Para la filiación no hay distinción del origen del nacimiento. No importa si el niño nació dentro o fuera del matrimonio, éste tiene derecho a recibir alimentos de sus padres. Ello derivado de su relación de filiación, no del matrimonio. En ese sentido, el reconocimiento de paternidad es meramente declarativo, no se atribuye. De la misma manera, el derecho a recibir alimentos sigue la misma suerte que el reconocimiento de paternidad, puesto que no se crea la obligación, si no que se manifiesta. Por ello es que hay una presunción, que admite prueba en contrario, de que los alimentos se deben desde el momento del nacimiento del niño, momento en que se genera el vínculo que da origen a la obligación alimenticia.

Criterio que confirman mediante la resolución de la Primera Sala de la SCJN al amparo directo en revisión 5781/2014, resuelto el 9 de Septiembre del 2015 con 3 votos a favor y 2 en contra.

Consiguientemente, ahora se plantea la cuestión de ¿cómo cuantificar la pensión alimenticia para los casos de retroactividad? Cabe mencionar que el artículo 311 del Código Civil Federal[6] refiere que para determinar una pensión alimenticia debe ser proporcional a la capacidad del que debe darlos así como a la necesidad del que los recibe.

En relación, la SCJN resolvió[7] que para cuantificar la pensión alimenticia en casos de retroactividad, es menester considerar como elementos: i) si el padre tenía conocimiento previo o no de su obligación; así como ii) la bueno o mala fe con la que se maneje aquél. Éstos para cuantificar un monto razonable y no abusivo. El conocimiento previo del padre de la obligación se refiere a si sabía del embarazo o nacimiento del niño. Ésta es una condición esencial al cuantificar lo debido. Puesto que en dado caso de que el padre no tuviera conocimiento previo del hecho generador, no puede asumirse su voluntad por incumplir con la obligación debido a que la desconocía. La buena o mala fe con la que se maneje el padre se refiere a la actuación de éste en el proceso de reconocimiento de paternidad y de alimentos. Cabe destacar que el padre en este caso no puede tomar una posición de simple negación, si no que, debido a su mejor condición para esclarecer la verdad, se le atribuyen las consecuencias de la omisión probatoria para desincentivar actitudes opuestas a derecho. De tal manera que la carga de la prueba recae en el padre para demostrar un motivo razonable, objetivo y justificable por el cual debe liberar de la obligación de pensión alimenticia retroactiva a la fecha de nacimiento.

Con lo anterior se determinó que; i) en casos de reconocimiento de paternidad sí es procedente la retroactividad de la pensión alimenticia; ii) para determinarla se debe considerar el conocimiento y la bueno o mala fe del padre; y iii) la carga de la prueba, para demostrar los motivos por los cuales no cumple con la pensión, recae sobre éste. Se considera que aún y cuando se pretende proteger los intereses superiores de los menores, toda vez que es de suma dificultad aportar pruebas de hechos de hace mucho tiempo atrás, el imponer la carga de la prueba al padre violenta el principio de igualdad procesal.


[1] Código Civil Federal: (D.O.F. los días 26 de mayo, 14 de julio, 3 y 31 de agosto de 1928) «Artículo 308.- Los alimentos comprenden la comida, el vestido, la habitación y la asistencia en casos de enfermedad. Respecto de los menores los alimentos comprenden, además, los gastos necesarios para la educación primaria del alimentista, y para proporcionarle algún oficio, arte o profesión honestos y adecuados a su sexo y circunstancias personales».

[2] Código Civil Federal: «Artículo 303.- Los padres están obligados a dar alimentos a sus hijos. A falta o por imposibilidad de los padres, la obligación recae en los demás ascendientes por ambas líneas que estuvieren más próximos en grado».

[3] Código Civil Federal: «Artículo 320.- Cesa la obligación de dar alimentos:

I. Cuando el que la tiene carece de medios para cumplirla;

II.Cuando el alimentista deja de necesitar los alimentos;

III. En caso de injuria, falta o daño graves inferidos por el alimentista contra el que debe prestarlos;

IV.Cuando la necesidad de los alimentos dependa de la conducta viciosa o de la falta de aplicación al trabajo del alimentista, mientras subsistan estas causas;

V. Si el alimentista, sin consentimiento del que debe dar los alimentos, abandona la casa de éste por causas injustificables».

[4] Código Civil Federal. Artículo 321.

[5] ALIMENTOS. LA PENSIÓN ALIMENTICIA DERIVADA DE UNA SENTENCIA DE RECONOCIMIENTO DE PATERNIDAD DEBE SER RETROACTIVA AL MOMENTO DEL NACIMIENTO DEL MENOR. Localización: [TA] ; 10a. Época; 1a. Sala; Gaceta S.J.F.; Libro 15, Febrero de 2015; Tomo II; Pág. 1382. 1a. LXXXVII/2015 (10a.). Registro No. 2 008 543

[6] Código Civil Federal: «Artículo 311.- Los alimentos han de ser proporcionados a las posibilidades del que debe darlos y a las necesidades de quien debe recibirlos. Determinados por convenio o sentencia, los alimentos tendrán un incremento automático mínimo equivalente al aumento porcentual del salario mínimo diario vigente en el Distrito Federal, salvo que el deudor alimentario demuestre que sus ingresos no aumentaron en igual proporción. En este caso, el incremento en los alimentos se ajustará al que realmente hubiese obtenido el deudor. Estas prevenciones deberán expresarse siempre en la sentencia o convenio correspondiente».

[7] ALIMENTOS. ELEMENTOS QUE EL JUZGADOR DEBE CONSIDERAR PARA CALCULAR EL QUÁNTUM DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA CUANDO LA OBLIGACIÓN DEBA RETROTRAERSE AL MOMENTO DEL NACIMIENTO DEL MENOR. Localización: [TA] ; 10a. Época; 1a. Sala; Gaceta S.J.F.; Libro 15, Febrero de 2015; Tomo II; Pág. 1380. 1a. XC/2015 (10a.). Registro No. 2 008 541