201509.18
Off
0

Protección a los ahorradores: Instituto para la Protección al Ahorro Bancario

Como ahorrador lo más común es que invierta mi dinero en la institución bancaria de mi preferencia. El Instituto para la Protección al Ahorro Bancario surge como el administrador del sistema de protección al ahorro bancario, garantizando así las operaciones que realice con el banco. A la fecha el Instituto garantiza mis ahorros bancarios por la cantidad de $2,119,412.40 pesos, sin embargo, el Instituto interviene solamente en ciertas situaciones, por lo que si el banco un día entra en liquidación, al haber una prelación para que los acreedores reciban su dinero, como ahorrador entró en el cuarto lugar, por lo que puede que no recupere mi dinero.


Como pequeño o mediano ahorrador lo más común es que invierta mi dinero en opciones de bajo riesgo en la institución bancaria de mi preferencia. Entre estas opciones se encuentran una cuenta de cheques, pagarés con rendimiento liquidable al vencimiento, cuentas de ahorro y certificados de depósito.

Ahora bien, a pesar de ser opciones de bajo riesgo, surge la posibilidad de que un día la institución bancaria en la que he invertido mi dinero se encuentre en estado de insolvencia. Ante esto surgen las interrogantes de si estoy en posibilidad de recuperar mi dinero o cuál es la protección con la que cuento como ahorrador.

Aquí es donde el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (desde ahora IPAB o Instituto) juega un papel importante. El IPAB surgió en 1999 con la promulgación de la Ley de Protección al Ahorro Bancario (desde ahora LPAB). La finalidad de la LPAB era establecer un sistema de protección al ahorro bancario y el IPAB es quien administra dicho sistema.

La principal función del IPAB es que a través del sistema de protección al ahorro bancario se garantice a cargo del Instituto de forma subsidiaria y limitada el pago «a las personas que realicen cualquiera de las operaciones garantizadas en los términos y con las limitantes»[1] que la ley determina.

Sobre cuáles son las operaciones garantizadas por el IPAB, la LPAB en su artículo 6° establece como obligaciones garantizadas a los depósitos, préstamos y créditos a cargo del banco que se mencionan en las fracciones I y II del artículo 46 de la Ley de Instituciones de Crédito.

Por su parte, las fracciones I y II del artículo 46 de la Ley de Instituciones de Crédito (desde ahora LIC) a la letra dice lo siguiente:

Artículo 46.- Las instituciones de crédito sólo podrán realizar las operaciones siguientes:

  1. Recibir depósitos bancarios de dinero:
  2. a) A la vista;
  3. b) Retirables en días preestablecidos;
  4. c) De ahorro, y
  5. d) A plazo o con previo aviso;
  6. Aceptar préstamos y créditos;

En otras palabras, «dentro de las operaciones protegidas por el IPAB se encuentran, entre otras, las siguientes: cuenta de cheques, pagarés con rendimiento liquidable al vencimiento, cuentas de ahorro y certificados de depósito»[2].

Sobre qué monto de las operaciones cubre el IPAB, la misma LPAB establece cómo el IPAB puede cubrir el monto principal y los accesorios, «hasta por una cantidad equivalente a cuatrocientas mil unidades de inversión por persona»[3]. Al día de hoy, 11 de Septiembre del año en curso el valor de las unidades de inversión (UDIS) es de $5.298531 pesos, por lo tanto las 400 mil unidades de inversión que garantiza el IPAB, equivalen a la cantidad de $2,119,412.40 pesos.

Hasta este punto conocemos la función del IPAB, así como cuáles son las operaciones garantizadas y el monto que cubre el mencionado Instituto. Lo siguiente es determinar de qué manera puedo recuperar mi dinero como ahorrador.

El IPAB realizará el pago de las obligaciones garantizadas cuando el banco en que invertí mi dinero haya entrado en estado de liquidación. Ahora bien, al entrar en liquidación el IPAB desempeñara el cargo de liquidador, es decir, deberá realizar todos los actos que lleven a la liquidación de la sociedad, como cobrar lo que se le deba al banco, enajenar los activos del mismo, etc[4].

En los cinco días siguientes en que el banco haya entrado en estado de liquidación, el IPAB deberá publicar en el Diario Oficial de la Federación y en un periódico de alta circulación nacional en donde se dé aviso de la fecha en la que el banco entró en liquidación y, además, que dentro de los noventa días siguientes en el que banco entró en liquidación se realizará el pago de las obligaciones garantizadas[5].

Sobre cómo se realizará el pago, esto será determinado por el IPAB, «atendiendo a las circunstancias de la Institución de que se trate, los cuales serán dados a conocer en el Aviso de Pago que publique el IPAB»[6].

 En este caso, no es necesario que el ahorrador presente una solicitud de pago, ya que lo que se toma en cuenta es la información que tenga el banco en estado de liquidación.

Ahora, si dentro de los noventa días mencionados el IPAB no realiza el pago de las operaciones garantizadas, el titular de dichas operaciones podrá presentar ante el Instituto en un plazo no mayor de un año a partir de la fecha en que el banco haya entrado en liquidación, una solicitud de pago a la que deberá de adjuntar copia de los contratos, estados de cuenta o cualquier otro documento que justifique su solicitud de pago[7].

El IPAB resolverá las solicitudes y de resultar procedentes pagará las obligaciones garantizadas dentro de los noventa días siguientes en que se haya presentado la solicitud de pago[8].

El sistema de protección al ahorro bancario bajo la administración del IPAB, surge con la intención de proteger a los ahorradores. A pesar de esto, al día de hoy el IPAB solamente garantiza mi inversión por la cantidad de $2,119,412.40 pesos, por lo que de llegar a tener invertida una cantidad mayor a la garantizada, perdería gran parte de mi dinero.

Además, la Ley de Instituciones de Crédito establece el orden en que deberán de realizarse los pagos una vez que la institución bancaria entre en estado de liquidación, y el pago de las obligaciones garantizadas se encuentra en cuarto lugar. Por lo tanto, el IPAB primeramente cubrirá los créditos con garantía y gravamen real, créditos laborales y aquellos que según la ley tengan un privilegio especial[9].

En este sentido, puede que como ahorrador no recupere ni siquiera el monto garantizado por el IPAB, ya que como se aprecia el Instituto tiene que correr con el pago de otros créditos que tienen prevalencia a las obligaciones garantizadas.


[1] Ley de Protección al Ahorro Bancario (D.O.F. Enero 19, 1999/Enero 10, 2014).

[1] Información sobre el IPAB. Disponible en línea: <http://www.ipab.org.mx/ipab/acerca-del-ipab/preguntas-frecuentes>.

[1] Ley de Protección al Ahorro Bancario (D.O.F. Enero 19, 1999/Enero 10, 2014).

Artículo 11.- El Instituto pagará el saldo de las obligaciones garantizadas, considerando el monto del principal y accesorios, hasta por una cantidad equivalente a cuatrocientas mil unidades de inversión por persona, física o moral, cualquiera que sea el número y clase de dichas obligaciones a su favor y a cargo de una misma Institución.

[1] Artículos 167 y 169 de la Ley de Instituciones de Crédito.

[1] Artículo 188 de la Ley de Instituciones de Crédito.

[1] PROCEDIMIENTO DE PAGO DE OBLIGACIONES GARANTIZADAS. Disponible en línea: IPAB < http://www.ipab.org.mx/docs/documentos/procedimiento-de-pago-de-obligaciones-garantizadas.pdf>.

[1] Artículo 191 de la Ley de Instituciones de Crédito.

[1] Loc. Cit.

[1] Artículo 180 de la Ley de Instituciones de Crédito.