201507.24
Off
0

El futuro de los circos sin animales

Los circos atraviesan una situación complicada. Con creciente fervor, las organizaciones como PETA, Greenpeace, ASPCA y WWF han logrado abogar por espectáculos públicos libres de animales alrededor del mundo. Actualmente, cerca de 41 países prohíben parcial o totalmente el uso de animales en circos [1]. En México, la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo (UNEAC) recibió un duro golpe el pasado 8 de Julio con la entrada en vigor de las reformas a la Ley General de Vida Silvestre. En su punto toral, prohíbe el uso de ejemplares de vida silvestre en actos circenses.


En un contexto internacional que firmemente vela por el cuidado y trato digno de las especies animales, el grupo Feld Entertainment (dueño del circo Ringling Brothers y Barnum & Bailey) anunció que para el año 2018 ya no habrán más elefantes en sus actos [2]. A nivel local, 500 circos nacionales temen por sus finanzas, sus animales y sus empleos.

«Queda prohibido el uso de ejemplares de vida silvestre en circos» [3]. Parecería que con una adición de 11 palabras a la Ley General de Vida Silvestre se condena a la ruina a los miembros de la UNEAC. Esta disposición representa, para todo empresario cirquero,  un costo que puede incluso llegar a ser insostenible. Tan es así que el presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo, Armando Cedeño Álvarez, ha expresado que «las entradas a los circos se han ido a la baja» y que estos han dejado de percibir alrededor del 60 y 70 por ciento de sus ingresos usuales [4].

En efecto, ellos argumentan que un circo sin animales no es un circo. ¿Acaso no han sido durante décadas las especies exóticas el gran atractivo de estos eventos? Para responder esto, bien sería útil recordar que los circos son el legado de un tiempo en el que se entretenía a las masas con elementos de vida en tierras lejanas. Sin embargo, a partir de la venida de la era globalizada el encanto de la aventura y lo desconocido ha ido menguando. Aunado a lo anterior, el trato que se les da a los animales detrás de bambalinas es orientado a lograr que desfilen de manera contranatural. Es un espectáculo en el cual el maltrato va disfrazado de diversión.

Así pues, la Ley causa una disyuntiva entre los circos y los animales pero ésta no es la primera ocasión en la que sucede algo así. Anteriormente se exhibían como parte del espectáculo a seres humanos con enfermedades insólitas o deformidades extrañas, también conocidos como fenómenos [5]. Ellos fueron deshumanizados y tratados indignamente por entretenimiento en general, hasta que el movimiento de derechos humanos del siglo XX modificó el panorama. A partir de entonces, esa faceta del circo fue abandonada pero no por ello se colapsó la estructura central.

El tiempo cambió y los circos no se rezagaron. Se tomó la oportunidad para ajustarse y seguir adelante.

En esta ocasión, al prescindir forzadamente de los animales, el circo mexicano tiene la oportunidad de enfocarse en los artistas que captan los ojos de los espectadores. Es el momento de transformarse y resaltar las habilidades de los trapecistas, los malabaristas, los mimos y payasos, los magos e ilusionistas, los contorsionistas, los equilibristas y demás. El renombrado Cirque du Soleil es un claro ejemplo de esta evolución [6]. Sin duda alguna sirve para demostrar que un circo sin la presencia de animales no es ni inaudito ni imposible y que, además, puede resultar más redituable tanto en términos económicos como socioculturales.

¿Será que el éxito de los circos no reside en sus animales, sino en su capacidad para adaptarse y reinventarse?


[1] Animal Defenders International. Circus Bans. Estados Unidos de América. 2015. Disponible en línea en: http://www.stopcircussuffering.com/circus-bans/

[2] CNN México. El Circo Ringling Bros. Dejará de Utilizar Elefantes en sus Números. México. 2015. Disponible en línea en: http://mexico.cnn.com/planetacnn/2015/03/05/el-circo-ringling-bros-dejara-de-utilizar-elefantes-en-sus-numeros

[3] Ley General de Vida Silvestre. (D.O.F. 3 de Jul. 2000 / 26 de Ene. 2015).

[4] Salinas Cesáreo, Javier. Han Desaparecido 70 de 500 Circos en el País: Dirigente. México. 2015. Disponible en línea en: http://www.jornada.unam.mx/2015/03/06/estados/035n1est

[5] Grande, Laura. Strange and Bizarre: The History of Freak Shows. Estados Unidos de América. 2010. Disponible en línea en: https://thingssaidanddone.wordpress.com/2010/09/26/strange-and-bizarre-the-history-of-freak-shows/

[6] Greer, Abigail. 5 Amazing Animal-Free Circuses You Should Check Out. Estados Unidos de América. 2014. Disponible en línea en: http://www.onegreenplanet.org/animalsandnature/amazing-animal-free-circuses/