201507.16
Off
0

Patria potestad y familia de acogida: Reforma al Código Civil del Estado de Nuevo León

El Código Civil del Estado de Nuevo León, en una reciente reforma, modifica la figura de la patria potestad e incorpora la nueva figura de la familia de acogida. Sin embargo, la figura de familia de acogida nos arroja grandes interrogantes: ¿Se trata de tutores? ¿Hay una especie de pre-adopción? ¿El DIF se ha sobreocupado? ¿Cualquiera puede dar al menor a una familia de acogida? ¿Es necesario hacer una interpretación sistemática del Código Civil y demás leyes relativas?


El pasado 27 de Mayo del 2015 se realizó una reforma en materia civil referente al artículo 414 del Código Civil del Estado de Nuevo León con lo que respecta al artículo que dispone el régimen de la patria potestad; así mismo, también se agregaron diversas disposiciones que corresponden a los artículos 417 Bis I al 417 Bis 13 referentes a las familias de acogida.

La reciente reforma fue motivada debido a que fueron 2,855 casos presentados en el 2013 de violencia familiar; de éstos, 878 fueron comprobados; 1,976 atendidos por las autoridades; de los cuales 1,150 ingresaron al DIF capullos[1].

Las leyes las cuales fueron reformadas durante este proceso fueron el Código Civil de Nuevo León, la Ley de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la Ley Estatal de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia y el Reglamento de Familias Sustitutas, ahora llamadas familia de acogida.

La reciente reforma establece en el mencionado artículo a la letra:

Artículo 414.- En los términos de este Capítulo, el padre y la madre son los titulares de la patria potestad conjuntamente sobre los hijos menores de edad; y solamente por falta o impedimento de éstos, corresponderá su ejercicio a los abuelos, siempre y cuando no afecten el interés superior de la niñez y estos últimos manifiesten su voluntad de ejercerla en los términos de este precepto. Si sólo faltare alguna de las dos personas a quienes corresponde ejercer la patria potestad, la que quede continuará en el ejercicio de ese derecho. Tratándose de niñas, niños o adolescentes que se encuentren a disposición de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, y que después de treinta días no haya sido posible reincorporarlos con sus padres, los abuelos podrán ejercer los derechos y obligaciones derivados de la patria potestad, quienes serán sujetos a evaluaciones psicológicas y sociales; en caso contrario se les llamará mediante edicto que será publicado por única ocasión en el Diario Oficial de la Federación así como en el Periódico Oficial del Estado, a fin de que comparezcan en el improrrogable término de diez días naturales, contados a partir de la publicación. Transcurrido dicho término sin que hubieran comparecido a ejercitar su derecho, se entenderá su falta de interés manifiesta y por ende los abuelos no serán considerados para el procedimiento judicial de pérdida de patria potestad.[2]

Con la citada reforma, se modifican los siguientes elementos:

  • Se elimina a los abuelos como titulares de la patria potestad;
  • Titularidad conjunta tanto del padre como de la madre;
  • Los abuelos tendrán el ejercicio de la patria potestad por falta o impedimento de los padres al manifestar su voluntad, atendiendo siempre al interés superior de la niñez;
  • La Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia estará al cargo de los menores; tendrá un plazo de 30 días para reintegrarlos con sus padres, si no es posible, los abuelos podrán ejercer la patria potestad sobre los menores y éstos serán sometidos a evaluaciones psicológicas y sociales; y
  • Los abuelos que no sean encontrados serán buscados por medio de edictos para que se presenten en un término de 20 días naturales.

Los diputados en turno avalaron la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, con la finalidad de permitir la figura de la familia de acogida. El presidente de la mesa de trabajo legislativo detalló que dicha reforma ayudará a proteger a los menores que hayan sufrido maltrato infantil y no hayan podido regresar con su familia, para brindarles protección con otra.

¿Qué son las familias de acogidas? Se establece que la familia de acogida es la que cuenta con la certificación de la autoridad competente y que brinda cuidado, protección, crianza positiva buscando el bienestar del menor, por un tiempo limitado hasta que se pueda asegurar una opción permanente con la familia de origen, extensa o adoptiva.  

¿Qué supuestos establecen cómo pertenecer a las familias de acogidas? La Ley establece tres supuestos:

  1. Cuando los que ejerzan la patria potestad consientan expresamente mediante convenio celebrado con la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia;
  2. En casos urgentes;
  3. Cuando sea beneficioso para el menor, atendiendo al interés superior de éste.

¿Cómo se aprueba la incorporación de la niña, niño o adolescente a una familia de acogida? Se establece que, a solicitud de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia en vía de jurisdicción voluntaria, o como medida cautelar a petición del Ministerio Público en juicio contencioso, el juez deberá escuchar al menor a partir de los 6 años, previa evaluación, así como también la opinión de un grupo multidisciplinario.

Dicha reforma de Ley fortalece las atribuciones de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia para que en casos urgentes proceda a incorporar a los menores con una familia atendiendo siempre el interés superior del menor.

El juez en todo momento deberá garantizar que los hermanos permanezcan juntos así como garantizar las medidas de convivencia, siempre y cuando no existan riesgos evidentes de abuso o que ponga en riesgo el interés superior del menor. Así mismo, en casos excepcionales el juez podrá autorizar el cambio de residencia a otro Estado siempre atendiendo al bienestar o interés superior del menor.

¿Cuáles son los supuestos normativos por los cuales serán causa de terminación de familia de acogida? La Ley establece cinco formas de terminación:  

  1. Por reintegración familiar;
  2. Por haber concluido el término del convenio;
  3. Por emancipación legal o adquirir la mayoría de edad;
  4. Por adopción; y
  5. Por la muerte de las miembros de la familia de acogida, o bien el menor.

Así mismo, el Legislador estableció los supuestos por los cuales se puede dar la revocación de la familia de acogida: a petición de la familia de acogida o cuando existan circunstancias que afecten el interés superior del menor.

El Reglamento para las Familias Sustitutas (citando la Convención de los Derechos del Niño) establece que, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, los menores deben crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión. Así mismo, en el artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se señala que la niñez tiene derecho a una vida sana, a la satisfacción de sus necesidades de salud, alimentación, educación, sano esparcimiento, a la preparación para el trabajo y a llevar una vida digna y libre de violencia, para su desarrollo integral. La Ley de Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes del Estado de Nuevo León establece la institución de la familia sustituta, como un medio para garantizar el derecho de los menores a vivir en familia.

La esencia de la familia sustituta reside principalmente en permitir al menor mantenerse en un ambiente familiar, que es la base de la sociedad, y donde se puede desarrollar con mayor éxito la personalidad y habilidades de una persona en formación como los menores de edad.

Por lo antes mencionado, el artículo 5 transitorio de la Ley de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Nuevo León estipula la obligación del Ejecutivo del Estado para regular la integración, los requisitos, los derechos y obligaciones de las familias sustitutas. Se crea en esta tesitura el Reglamento que regulará a las familias sustitutas.

Al estudiar la mencionada Ley, se percata que dicha figura de la familia sustituta es técnicamente la figura de familia de acogida, estableciendo de manera muy similar las disposiciones del Código Civil del Estado de Nuevo León. Por lo anterior, se puede establecer que, al hacer una interpretación sistemática de las mencionadas Leyes y Reglamentos, la figura de la familia de acogida se basa principalmente en velar por el bienestar de los menores que han sufrido algún tipo de maltrato.

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que esta práctica de familias sustitutas o de acogida ya se aplica en otros sistemas normativos como por ejemplo Estados Unidos, en donde las familias reciben un apoyo económico, por lo que la autoridad debe reglamentar dicha figura para evitar que se desvíe el objetivo del programa.


[1] García, Rodolfo. “Diputados avanzan en reforma que busca permitir Familias de Acogida”. Monterrey, 27 de Abril, 2015. Disponible en línea: Info7 <http://www.info7.mx/a/noticia/571711>.

[2] Código Civil del Estado de Nuevo León. (P.O.E. 6 de Jul., 1935/ 27 de Mayo, 2015).